martes, 29 de diciembre de 2015

2ª ley de Mukherjee: Lo Normal nos enseña reglas. Los “outliers” leyes.

 “Inliers allow us to create rules, but outliers act as portals to understand deeper laws”
Siddartha Mukherjee

Tycho Brahe fue lo más parecido a un “galáctico” en la Dinamarca del siglo XVI. Pero en vez de futbolista era astrónomo, y descubrió que las estrellas no eran “cometas sin cola” colgadas del firmamento nocturno, sino cuerpos celestes que irradiaban luz desde un lugar remotamente lejano. Tanto éxito tuvo su descubrimiento que le construyeron un observatorio. Para no ser etiquetado de hereje afirmó que la Tierra era el centro del sistema solar, y que planetas, soles, lunas y estrellas giraban a su alrededor. El que sí fue considerado hereje fue el prusiano Copérnico que afirmaba que era el sol el centro sobre el que giraban los planetas. Sin embargo su tesis de que las órbitas eran circulares no explicaba el movimiento de los planetas. Brahe reconoció las aportaciones de Copérnico (que simplificaban mucho las teorías del viejo Ptolomeo), y propuso un modelo híbrido entre el suyo y el copernicano. Su modelo se ajustaba perfectamente a las observaciones de los recorridos de todos los planetas, excepto en el caso de Marte, un “outlier , cuya órbita ( de acuerdo a los planteamientos de Brahe ) describía un extraño efecto, primero avanzando y después retrocediendo, algo propio de un borracho, pero  insólito en un planeta.
Brahe se dio por vencido y pasó el enigma a un joven asistente llamado Kepler, un indigente tan ambicioso como inteligente, quien pensaba que Marte no era el problema sino que debía ser la solución: si un modelo era correcto debería explicar el movimiento de todos los planetas , y no solo de unos cuantos. Así llegó a la iluminación de que las órbitas de los planetas no eran circulares sino elípticas, lo que explicaba el comportamiento ebrio de Marte. La aberración era la parte más importante de información para entender el funcionamiento del cosmos.
La medicina  se encuentra permanentemente en el medio de una vasta reorganización de sus principios fundamentales. Como escribe Mukherjee “ la mayor parte de nuestros modelos de enfermedad son modelos híbridos, batiburrillos entre el conocimiento clásico y los nuevos descubrimientos. Estos modelos híbridos producen la ilusión de una comprensión sistemática de la enfermedad, pero dicho entendimiento es incompleto. Todo parece funcionar perfectamente hasta que un planeta comienza a moverse erráticamente en el horizonte. Hemos inventado muchas reglas para entender la normalidad, pero seguimos sin comprender muchas incógnitas de la fisiología y la patología”. Todas ellas son los equivalentes a Marte en medicina. Un buen ejemplo de outlier en medicina lo aporta Lehman en su editorial sobre “ las Leyes de la Medicina”. El descubrimiento de la causa de la celiaquía, al bloquear los nazis el abastecimiento de grano ( y por tanto de gluten) a Holanda durante la 2ª Guerra Mundial, gracias al cual los niños celiacos mejoraron espectacularmente.
Sin embargo los outliers tienen mala prensa: se consideran un incordio que ensucian los resultados de los ensayos, y  no dejan de ser anécdotas pintorescas en los congreso . David Solit intenta invertir ese punto de vista al defender que los outliers suponen siempre una oportunidad para refinar nuestro entendimiento de las enfermedades.  Entre sus propuestas está centrarse en averiguar por qué funciona excepcionalmente  un tratamiento en lugar de poner en foco sobre las escasas ocasiones en que un tratamiento fracasa. Cualquier anécdota , para Solit, es una joya para abrir un nuevo panorama de conocimiento.
Murkajjee organiza rondas con sus estudiantes que llama series de outlier. Considera que hemos perdido demasiado tiempo diseccionando y procurando entender lo que llama “inliers” es decir lo que se encuentra dentro de rango, pero sin embargo tenemos muy poca idea de lo que ocurre fuera de esos rangos.
En definitiva Murkajee es heredero de Popper y su criterio básico para diferenciar un modelo científico del que no lo es. lLo que llamó “Falsación”, es decir no tanto ser capaces de demostrar que una proposición es verificable como poder demostrar que cualquier teoría es falsa. Porque eso es lo que, en definitiva, permitiría que una teoría pudiera ser reemplazada por otra.
Ama al outlier. Está intentando enseñarte algo en lo que no piensas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada