jueves, 11 de abril de 2013

Elegir medicina de familia: ¿por qué no?


“My favorite thing about family medicine is that you can choose your own adventure. The broad spectrum of family medicine means you can add unique interests to your practice and find the best fit for you”.
Catherine Louw. University of Washington School of Medicine.Regional coordinator. Family Medicine Interest Group

En las últimas semanas he tenido la suerte de ser consultado por futuros residentes respecto a las mejores alternativas para hacer medicina de familia. No dudan entre que especialidades elegir. Lo tienen claro. Por supuesto se que mi caso no es representativo de nada; los científicos seguirán diciendo que la especialidad de medicina de familia está en retroceso,  y que solo la quieren elegir aquellos a los que no les queda más remedio. Pero prefiero ver la botella semi- llena ( aunque estuviera casi vacía) y en ese sentido cada año hay más personas que me preguntan respecto a la especialidad. No soy evidentemente una fuente fiable de información: ni por el contenido ( carezco de información suficiente) ni por el sesgo, que puede hacer que recomiende una especialidad que después defraude las expectativas generadas.
Pero al margen de la capacidad de atracción que tenga la medicina de familia ,parece evidente que los estudiantes de medicina y los futuros residentes necesitan información sobre lo que es la especialidad, de la que ahora mismo carecen. Habitualmente  ésta procede de alguna conversación con algún médico de familia que siga conservando la ilusión o el interés, las recomendaciones de algún residente mayor, o sugerencias de algún conocido. Tal vez por esa ausencia de información (necesaria para tomar una decisión tan importante como que especialidad elegir y donde llevarla a cabo),  Irene Fernández, una brillante aspirante a residente de medicina de familia abrió un blog cuyo objetivo es informar sobra las opciones de elección, inicialmente limitadas a sus zonas de interés, las ciudades de Granada y Málaga. Su trabajo , una vez más, se realiza al margen de organizaciones y administraciones, guiada por el ánimo de compartir la información que ella va obteniendo. Da respuesta a una necesidad que para las instituciones oficiales no existe.
En países con similares problemas para atraer a los mejores estudiantes al ejercicio de la medicina de familia llevan ya tiempo realizando un marketing mucho más activo que nosotros. En Estados Unidos existe una iniciativa denominada FMIG ( Family Medicine Interest Group) , organizado en torno a los estudiantes de medicina que podrían estar interesados en elegir dicha especialidad. Nos quejamos mucho de que seguimos sin estar presente en las facultades de medicina ( una reclamación justa) pero quizá no estemos haciendo lo suficiente para que alguien con opciones de elegir  medicina de familia lo haga.
La FMIG, mantiene una estructura  en red , con coordinadores en cada una de las cinco regiones de los Estados Unidos. Son estudiantes de segundo o tercero de carrera ( allí ya se sabe que son solo 4) pero que ya han tenido contacto con la especialidad, saben cuales son sus fundamentos y hasta la definen con precisión ((I'm a whole-systems thinker and I love the fact that family medicine focuses on the big picture).
Tiene su propio congreso anual (AAFP National Conference of Family Medicine Residents and Medical Students) que comparten con los residentes de medicina de familia, impulsores de la Family Medicine Revolution de la que ya hemos hablado aquí en varias ocasiones.
En las paginas de FMIG, adscrita a la American Academy of Family Physicians, se informa a los interesados respecto a todos los aspectos relevantes de lo que supone ser médico de familia: sus valores, historia, formas de desempeño, sistemas de contratación y salario, forma de vida…Sin olvidar consejos sobre como estudiar la carrera de medicina, y por qué medicina de familia es una buena opción de futuro. Al menos tan recomendable como cualquier otra. En la que puede haber formas de retribución enormemente  gratificantes, además del dinero.
En resumen , otra asignatura pendiente si queremos orientar de verdad a los estudiantes hacia la medicina de familia.

12 comentarios:

  1. Conozco el blog de Irene y me parece una iniciativa estupenda, desde luego muy útil para quienes nos enfrentamos a la decisión de dónde formarnos. Sólo añadir que no es verdad que familia la cojan sólo quienes no tienen más remedio, conozco varios casos que la han escogido o la escogerán con un puesto entre los mil primeros ;)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Belén
    Tienes toda la razón. Pero incluso, au que no estuvieran entre los 1000 primeros, ¿es tan importante? ¿Son más adecuados para ser buenos médicos los estudiantes de 13 sobre 14? ¿Serán mejores médicos de familia los que tienen 10 preguntas acertadas más en el MIR?

    ResponderEliminar
  3. La situación de la medicina de familia en EEUU y en España son tan diferentes que casi no parecerían la misma especialidad. Creo que para hacer más atractiva la especialidad a los actuales estudiantes y futuros residentes se debería empezar por mejorar las condiciones de trabajo: Más tiempo por paciente, menos burocracia, mayor presupuesto, menor temporalidad y paro...
    Allí tienen más del triple de tiempo por paciente que aquí, y todavía se quejan. Porque aunque la teoría de la medicina de familia es muy bonita, las condiciones a las que se enfrenta el residente que termina son muy diferentes a como debieran ser.
    Luego está el aspecto de "marqueting" de la especialidad, fundamental también porque una parte muy importante de los estudiantes de medicina siguen considerando al médico de familia como un secretario del médico del hospital, un recetador, y un "rellenapapeles". Con este panorama son pocos los que eligen la especialidad, y con razón.
    Y luego se añade precisamente ese problema, el que son pocos los que la "eligen" y muchos los que la "sufren", es decir, muchos que cogen familia porque no han podido coger nada más. Con unas políticas de exámenes MIR en las que hasta hace muy poco se podía coger plaza con puntuación negativa, aún hace menos con 0 puntos, y, gracias a Dios, desde este año al menos con un mínimo (53 si no recuerdo mal)la especialidad, reconozcamoslo, se ha llenado de estudiantes mediocres, que luego son residentes mediocres, y médicos mediocres (en el mejor de los casos), y que ocultan a una minoría de excelentes estudiantes, residentes y profesionales que ejercen la especialidad con entusiasmo y muy buen hacer.
    Así que se trata de un acúmulo de problemas que, iamgino, necesitará un abordaje desde muchos puntos, y que precisará, si se quieren cambiar las cosas, de una reforma integral de nuestro sistema MIR y del trabajo en los centros de salud.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Soy Residente de MFYC de primer año (casi ya segundo) y una de las sensaciones que llevo teniendo desde que empecé la residencia es que nos falta orgullo como especialistas, que nos falta sentirnos tan especialistas como los hospitalarios, que no nos creemos nuestro propio papel y nuestra propia especialidad. Un Olé por #FMRevolution.

    ResponderEliminar
  5. Hola Sergio:
    A Irene Fernandez ya le comenté que a la hora de pedir medicina de familia debería saber diferenciar entre la dimensión medicina de familia y la dimensión atención primaria. Igual que cuando se escoge Aparato Digestivo, una cosa es la especialidad y otra el mundo hospitalario. Lo digo porque la penosidad y el inferior reconocimiento en la profesión médica de nuestro trabajo es un problema del modelo actual de atención primaria, no de nuestra especialidad.

    Un abrazo, miguel melguizo jiménez

    ResponderEliminar
  6. Tienes toda la razón Alfonso.Nos falta orgullo. De haber elegido la especialidad y de ejercer como tales. De dominar habilidades que no son instrumentales, pero que son infinitamente mas complejas y necesarias.Si, necesitamos una FM revolution

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias Miguel por precisar tan atinadamente la diferencia que existe entre el lugar donde se ejerce y la naturaleza de la especialidad. Imprescindible es no confundir las penurias de la primera con la esencia de la segunda. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Cuando llegan los residentes al centro de salud a escoger tutor siempre les digo lo mismo, si quieres ser medico has escogido la especialidad adecuada, y adelante sin complejos

    ResponderEliminar
  9. Esa es una actitud completamente diferente al sarcasmo del que está de vuelta de todo y que, aunque minoritaria, existe también. Porque si nostros no estamos convencidos de que es la especialidad adecuada, ¿quien lo va estar?
    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Saludos. Soy residente de tercer año de medicina familiar en Colombia, donde esta especialidad ha tenido un proceso interesante en los ultimos años. Inicialmente la especialidad no era reconocida, los que hacían la especialidad no tenian diferencias salariales respecto a los que aqui se denominan medicos generales los cuales hacen unicamente los 6 años de pregrado. Hoy la situacion ha cambiado e incluso ya superamos salarialmente a otras especialidades ( Pediatria ginecología y cirugía general). Con el tiempo y mucha lucha por parte de estudiantes y egresados que estamos convencidos de que es una especialidad valiosa ( Para muchos la mejor) vemos que de a poco los pacientes nos ven como una alternativa valiosa para la resolucion de sus problemas y de a poco los de otras especialidades se han dado cuenta de que estamos aportando mucho, e incluso algunos nos perciben como amenaza dado que los pacientes nos empiezan a preferir . Los que estan desmotivados animo y den la pelea que cuando las cosas se hacen bien y se esta convencido de lo que uno hace los resultados llegan solos.

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias Gerardo. Me alegra mucho conocer los avances de la medicina de familia en tu maravilloso país. Sabía que la situación de nuestra especialidad no era fácil, y compruebo por tu mensaje que vuestros problemas son los mismos que nosostros tuvimos. Por favor tenme al tanto de vuestras actividades. Me interesan muchísimo. Un saludo cordial

    ResponderEliminar