viernes, 19 de noviembre de 2021

Elecciones a WONCA: ¿seguirán ignorando a Latinoamérica?

 


 


Hoy el profesor François Balloux, Director del Genetics Institute de UCL en Londres comentaba que ninguno de los tres últimos  artículos sobre Covid-19 publicados en revistas científicas de altísimo renombre hubieran sido publicadas en cualquier otro ámbito del conocimiento. Es indudable el sesgo  favorable que la admirada “CIENCIA” tiene hacia todo lo que see publique sobre la pandemia, aunque sea una infinita basura. Los abnegados científicos se han apresurado a enviar trabajos, aún conociendo su ínfima calidad, sabiendo que en este río revuelto es fácil pescar peces con los que engordar la tripa curricular. Otro sesgo más al que añadir al de género, universidad o centro sanitario.

Hay otro sesgo que suele pasar desapercibido y sobre el que se suele pasar de puntillas, con una resignación fatalista, pero cuya influencia determina en gran medida la forma en la que se construye la realidad. En una reciente reunión de Centros Colaboradores de la Organización Mundial de la Salud a la que asistí se presentó la distribución de dichos centros en el mundo: de 822, un 33% se encuentran en Europa; el porcentaje se eleva al 46% si se añade Estados Unidos y Canadá, y casi al 50% si se añade Australia y Nueva Zelanda. España tiene 10, uno de los cuales afortunadamente está en mi Escuela.

Sólo el 10% de los Centros colaboradores son latinoamericanos: 15 entre España y Portugal, 19 en Brasil y 53 sólo en Ñamérica ( el maravilloso nombre acuñado por Martin Caparrós en su imprescindible libro para denominar a los países americanos de habla hispana). 53 de 822 representan el 6%. Como comparación Reino Unido (56) tiene más centros colaboradores que Ñamérica, y Estados Unidos (72) tantos como toda Latinoamérica. Nadie discute la idoneidad de los centros de los países ricos, pero es simplemente impresentable que todo el aporte de conocimiento de toda esa comunidad sea tan escaso. Ya no sólo es un problema de que en las conferencias internacionales no se hable el español ( a pesar de ser el segundo idioma más hablado en el mundo, 399,  tras el chino), sino de ausencia de acceso del conocimiento producido en estos países al conocimiento científico y la forma de construir la realidad.

Mañana WONCA que (además del apellido del dueño de la fábrica de chocolates del cuento de Dahl) es la la Organización Mundial de Médicos de Familia, elige entre hoy y mañana a su nuevo Presidente…o Presidenta. También se eligen los miembros de su Comité Ejecutivo. Desde su creación en 1972 han ocupado el cargo de presidentes 19 personas, de las que solamente dos son mujeres ( en los seis últimos años, había que ponerse al día).Por nacionalidades, tres son estadounidenses, tres australianos, dos británicos, dos holandeses, dos canadienses, dos chinos, un malasio, un sudafricano, un sueco, un irlandés y una noruega. Es decir, de 19 presidentes, 12 tenían el inglés como lengua nativa. NINGUNO procedía de Latinoamérica; tampoco de África.

Esta situación no debería continuar por más tiempo: la Atención Primaria y la Medicina de Familia practicada en Latinoamérica tiene demasiado que enseñar al mundo como para seguir siendo ninguneada en sus órganos de gobierno.

En esta ocasión además, dos candidatas a ocupar puestos de alta responsabilidad son difícilmente en sus méritos profesionales y académicos, su dominio del inglés ( requisito por desgracia obligatorio) y sobre todo su enorme humanidad: Viviana Martínez Bianchi para el cargo de Presidenta electa y Pilar Astier para formar parte del Comité Ejecutivo.

En su habitual corrección política ambas señalaban que aunque no fueran elegida WONCA saldría ganando. Es lo único en lo que discrepo completamente: seguir ignorando el aporte de toda una comunidad lingüística y cultural de la importancia de la latinoamericana no solo es una ofensa, es una pérdida de  conocimiento y de forma de entender el mundo que ni WONCA, ni la OMS ni ningún organismo internacional puede permitirse.

viernes, 12 de noviembre de 2021

40 años de Cartuja




Está confirmada la asistencia del alcalde de la localidad, la rectora de la Universidad, el Consejero de Salud, los presidentes de los colegios de Medicina y Enfermería y las principales sociedades científicas, así como del Presidente de la Comunidad Autónoma. Pero dada la importancia del aniversario está también prevista la presencia de la Sra. Ministra de Sanidad, a la que se unirá la Ministra de Hacienda, siempre cercana a la Salud desde que dirigiera esa cartera durante más de una década. No se descarta la presencia del Presidente del Gobierno, salvo contratiempos de última hora.

Si se tratara de celebrar los primeros 40 años de trasplantes en España, la creación de una unidad de células madre o próximamente la inauguración de la primera unidad de Medicina Personalizada y de Precisión, tan del agrado del Presidente de gobierno “Siemprealaúltima”, nadie se extrañaría de que lo descrito anteriormente ocurriera. Aparecería como noticia destacada en las noticias de mediodía y la noche, entrevistarían en La Ventana a sus protagonistas, y Alsina, Herrera o Barceló destacarían el hito con entusiasmo. Sería portada de El País y El Mundo, probablemente Trending Topic en Twitter y hasta el espacio científico tan innovador de Javier del Pino le dedicaría su atención…

Pero nada de esto ocurrirá. Se celebran los 40 años de uno de los centros emblemáticos de la Atención Primaria en España, la vanguardia junto a otros igual de admirables en la reforma de la Atención Primaria en nuestro país iniciada a principio de la década de los 80. Pero claro, hablamos de Atención Primaria, ¡que pereza¡ Esa gente que en realidad, no saben mucho de nada, que están ahí para  rellenarle a usted todos los papeles del mundo mundial,” ( como bien decía uno de esos grandes médicos de familia que hay en este país, Raúl Calvo), que para lo verdaderamente importante ya están los “auténticos” médicos. Esos que siempre se quejan de que ven mucha gente, de que no tienen tiempo, profesionales de "barricada" de los que uno sólo puede librarse cuando por fin en este país haya aseguradoras para todos donde poder elegir el especialista que queramos: ¿a cuanto de qué vamos a tener que seguir soportando que sea esta gente de la Primaria la que nos de permiso para acceder al endocrino, la cardiólogo o el cirujano , cuando en Sanitas, ASISA o Adeslas lo puedes hacer desde hace décadas?

Apenas habrá nadie para agradecerles el trabajo silencioso, discreto, anónimo de estos últimos 40 años.Aquellos que comenzaron insultantemente jóvenes, andan rondando ya la jubilación, cuando no se fueron hace poco; allí se formaron y trabajaron varias de las generaciones de medicina y enfermería de Andalucía: la mayor parte acabaron trabajando en otros lugares, dentro y fuera de España. Unos pocos aún aguantan, no porque no pudieron marcharse, sino porque no quisieron hacerlo. Una mezcla que pocos entenderían hoy de ilusión y compromiso…del de verdad, no del que presumen los políticos.

En estos cuarenta años formaron residentes, que a su vez formaron residentes, que siguieron formando residentes, en una especie de matryoshka que nunca acaba. En los tiempos en los que aún Alma Ata significaba algo, desarrollaron la estrategia allí formulada en su territorio. Cuando hubo de ampliarse su capacidad de resolución aprendieron a hacer ecografías, a colocar implantes contraceptivos, a colocar DIUs. Hacían prescripción social y trabajo con activos cuando todavía nadie había hablado de ellos. Pero por si no fuera suficiente aplicaron con profesionalidad todas y cada una de las ideas, ocurrencias y caprichos de los diferentes equipos directivos que a lo largo de estos cuarenta años por ahí fueron pasando. La gran diferencia es que a éstos se los llevó el viento, perdidos ya en el olvido y sin embargo, nadie en la siempre abandonada y olvidada zona de Cartuja y Almanjayar podría entender ese espacio geográfico sin su centro de salud. Obviamente, al igual que en la Mina, la Palmilla , las Tres mil viviendas o el Pozo del Tío Raimundo , no habrá declaraciones de famosos en “prime time” diciendo que  fue en Cartuja donde a ellos les trajeron al mundo, les cuidaron de niños o les acompañaron en la muerte de sus padres. Esta gente atiende a gente común y corriente que trabaja cada día sin armar alboroto, pero también a los otros, a los invisibles, a los residuos humanos de los que hablaba Bauman y que no vemos ni queremos ver.Ellos no sólo les ven, sino que ejercen cada día las tres papeles esenciales que debe realizar la Atención Primaria en palabras de Iona Heath:ser Intérprete de lo que les ocurre, Guardián frente a los excesos de la medicina, Y Testigo de lo que les ocurre. Por esta obligación de testimonio la medicina de familia , como también escribió la Dra. Heath "es política por definición": "porque dada la continua interacción con sus pacientes, la exposición a la comunidad a la que sirven, no pueden ayudar sin formular una opinión sobre el estado de la sociedad". Ellos lo llevan haciendo cuarenta años. Pero casi nadie les escucha.

Probablemente generados por la mala conciencia abundan en estos tiempos pandémicos múltiples estrategias que suceden a las múltiples estrategias que reemplazan a las viejas estrategias que periódicamente asolan la geografía intentando tapar la inmensa vergüenza del sistema sanitario de este país: el abandono, despreocupación y desprecio con el que todas y cada una de las administraciones de cualquier signo político han maltratado a la Atención Primaria.

Si quieren saber de verdad lo que es ésta no tienen más que ir el martes 15 de noviembre al centro de Cartuja Almanjayar y ver cómo trabajan. O mejor aún, simplemente déjenles trabajar, al igual que al resto de la Atención Primaria de este país, con los recursos, el respeto y la admiración que merecen.

Feliz aniversario. Y mi más humilde agradecimiento por lo que hacéis y representáis.

Cuarenta años trabajando por la salud del barrio. Nada más. Nada menos.

lunes, 25 de octubre de 2021

Por qué los sistemas sanitarios necesitan rebeldes ( y el nuestro más).

 


“Si los Médicos Generales tienen las suficientes agallas para rebelarse es algo que veremos muy pronto. Bajo una presión enorme y creciente a la que se añaden ataques desde algunos medios de comunicación,podrían haber esperado al menos reconocimiento y apoyo desde el gobierno.En lugar de ello el Ministro de Salud y Asuntos Sociales, Sajid David,, fracasó en sus conversaciones con sus representantes,y en lugar de implicarse de forma constructiva, comprometió los limitados recursos del NHS en impulsar consultas presenciales a través de una serie de intervenciones sin base científica, establecidas de arriba abajo, que probablemente sólo empeoren las cosas”

Fiona Godlee. Directora del British Medical Journal.

Esta “Opinión del Director” ( Editor’s Choice”) del pasado sábado, tanto en su título como en su contenido puede ser aplicada , letra por letra, a la situación patética de la Atención Primaria y la medicina de familia, en todos y cada uno de los servicios regionales de salud del ente llamado España, así como muy probablemente a buena parte de los países del mundo, puesto que el problema de la Atención Primaria es claramente global…aunque en unos lugares más que en otros.

Hoy mismo, el diario español El País lleva a su portada el siguiente titular:”Las comunidades prescinden al menos de 21.000 sanitarios”. El artículo, escrito por Jessica Mouzo, comienza así:” La pandemia de covid desciende en España y las comunidades comienzan a replegar efectivos”.Como si fuera el despido de los camareros de refuerzo en un chiringuito pasada la temporada de verano.Ese es el concepto general de lo que son los profesionales sanitarios: efectivos, refuerzos,contingentes.

Según el Health at Glance de la OCDE de 2019, el crecimiento anual del gasto sanitario en España en el periodo 2008 a 2013, en el peor momento de la crisis, fue negativo, menos 1,4%, ( el cuarto mayor retroceso tras Grecia, Islandia y Portugal), mientras la media de OCDE crecía más del 1%. Las políticas serviles de los gobiernos del partido socialista y el partido popular ( y por ende de todas las comunidades autónomas) acataron sin rechistar las órdenes de la Troika de reducir el gasto sanitario público en España en casi un punto, situándolo en la franja del 5,5%. Que ese brutal recorte afectó principalmente a la Atención Primaria está reiteradamente argumentado en el blog de Juan Simó. Que ese recorte afecta esencialmente al personal sanitario está también fuera de duda. También es sobradamente reconocido que una de las razones por las que España tuvo el peor desempeño en la gestión de la crisis de la Covid 19 en su primera ola en los países OCDE fue precisamente el desmantelamiento encubierto del sistema sanitario durante la segunda década del siglo XX.

El pequeño problema es que el llamado recurso humano, fuerza del trabajo, o efectivos (como llama la periodista de El País), no es un elemento coyuntural y accesorio en Atención Primaria y sustituible por nuevas tecnologías y teletrabajo: las personas que atienden a personas, ya trabajen en medicina, enfermería, trabajo social o cualquier otra disciplina, son su principal y casi exclusivo recurso, el equivalente a toda esa tecnología que define y caracteriza el entorno hospitalario. La Atención Primaria son personas y éstas son absolutamente insuficientes para lo que tienen que atender.

La situación en Madrid de la Atención Primaria es ya insostenible pese a las maniobras de distracción política de su presidenta. Pero no es mucho mejor en el resto de comunidades, y no está en modo alguno exento de responsabilidad el gobierno de la nación. Ya comenté en su momento el escándalo que supone que en el pomposo y engolado Plan de Recuperación,Transformación y Resiliencia de dicho gobierno se destinaran únicamente 1069 de los 140.000 millones previstos al sistema sanitario (0,7%), sin partidas específica alguna para la Atención Primaria. El ridículo argumento de que habrá más dinero en forma de tecnología demuestra o ignorancia o desprecio, porque la tecnología de la AP es esencialmente personas, profesionales cualificados con contratos dignos y estables en el tiempo. Aún más escandaloso es el supuesto compromiso de destinar 176 millones para el refuerzo de la AP en los presupuestos de 2022, esos presupuestos tan progresistas, impulsadas por políticos tan "comprometidos” con la AP. 

El documento programático de la Organización Mundial de la Salud en la Asamblea Mundial de las Naciones Unidas en 2019 que finalizaba la declaración de Astana del año anterior, indicaba la necesidad de que todos los países del mundo dedicaran un 1% adicional de su PIB sólo a la Atención Primaria, lo que en el caso de España significa 12.800 millones de euros. El mismo porcentaje recomendaba la OCDE en este último verano. Frente a 12.800, 176. No está mal. Al menos se le reconoce al gobierno buena voluntad. Quizá por ello se  invitó a la ministra de Sanidad a clausurar el congreso de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria. Por eso la conferencia estelar la dio Fernando Simón, un hombre tan comprometido con la Atención Primaria que apenas consideró a ésta  durante la gestión de la pandemia, ni reconociendo su situación , ni valorándola como un elemento clave de la respuesta del sistema sanitario ante la pandemia. Se necesitan rebeldes como escribe Godlee. Porque sin rebeldía ante la actual situación, la Atención Primaria será muy pronto un bello recuerdo del pasado

lunes, 13 de septiembre de 2021

Atención Primaria: se acabó el tiempo

 


La última pregunta realizada en la mesa estrella del congreso de la SEE, la Sociedad Española de Epidemiología (Evaluación de la gestión de la pandemia de COVID-19. Lo que se esperaba y lo que pasó) la formuló Eduardo Satué de la Red Española de Atención Primaria (REAP, quien preguntó:

“Se ha hablado aquí de la resiliencia de los sistemas, la solución del shock. Simplemente preguntar a la mesa si de alguna manera se es consciente de que se ha focalizado mucho el refuerzo del sistema en lo hospitalario, porque tenía al principio de la epidemia toda la presión de las UCIs, pero que esa presión ahora está siendo fundamentalmente del sistema de la Atención Primaria que ya venía de una situación digamos, de estrés y de debilitamiento, y que ahora está en una situación muy dura y muy complicada, y si somos conscientes de la necesidad de reforzar el sistema de la AP para responder a esa endemia que viene”.

Se desconoce si alguno de los cuatro ponentes (Bárbara Oliván, Helena Legido-Quigley, Henrique Barros o Fernando Simón) es consciente de dicha necesidad, porque se quedaron mudos. Si contestó el moderador de la mesa, Pere Godoy, con una frase que lo resume todo muy adecuadamente: "se acabó el tiempo".

La categórica expresión admite al menos tres interpretaciones. La primera es la más obvia: se acabó el tiempo para responder a una pregunta tediosa, manida y molesta, que ni siquiera merece contestación alguna:uno se pregunta por qué se permite entonces la pregunta si no se autoriza la respuesta, y si eso se hubiera hecho igual con cualquier otra cuestión, por ejemplo respecto a las necesidades de refuerzo en UCIs, el proceso de vacunación o la interpretación de los datos. Aunque sea con la boca pequeña, un poco más de respeto a la Atención Primaria sería deseable.

Una segunda interpretación, de mayor profundidad es si en realidad se acabó el tiempo de la Atención Primaria (AP) sobrepasada y desbaratada por escenarios futuros y realidades presentes, todos ellos poco compatible con sus valores esenciales. El mundo reclama hoy genómica, proteómica e inteligencia artificial, teleasistencia para que no tengamos que salir de casa y mucha tecnología tan del gusto del presidente del gobierno, y en ese contexto la vieja imagen del médico de familia auscultando o tocando la barriga queda bien en serie de televisión nostálgicas, pero no es acorde con el brillante futuro que se abre ante nosotros.

La tercera interpretación es menos apocalíptica: es probable que se nos esté agotando el tiempo de que la Atención Primaria reciba el refuerzo y apoyo que necesita. En una conferencia de la OCDE en la que participé hace poco más de un mes se analizó el papel que debía jugar la AP en las pandemias. El encuentro estuvo organizado por la citada OCDE junto a la OMS/OPS , las Naciones Unidas y la Comisión Europea, y en él participaron representantes de todas estas instituciones. La conclusión era unánime: sin AP no es posible enfrentarse adecuadamente a una pandemia en el momento actual. Pero como todos los participantes reconocían la falta de prioridad política de la misma, se señaló la necesidad de aprovechar las “ventanas de oportunidad” que se presentan precisamente en este momento, porque de no ser así probablemente no haya muchas más oportunidades.

Pero volvamos a la mesa: Helena Legido Quigley, profesora de la LSHTM y de la Universidad de Singapur (una de las mayores expertas mundiales en evaluación de sistema sanitarios y de forma muy especial en el análisis de su resiliencia), y entre cuyas últimas actividades se encuentra , no la de participar en “la evaluación de la pandemia en algunos países” como dijo el moderador, sino ser miembro del Secretariado independiente de “la” evaluación internacional de la gestión de la covid-19 realizada hasta la fecha (The Independent Panel), la evaluación encargada por el Director General de la OMS a dos mujeres de gran prestigio internacional: Ellen Johnson Sirleaf, expresidenta de Liberia y premio Nobel de la paz y Helen Clark, ex Primera ministra de Nueva Zelanda.

La Dra Legido Quigley presentó el enfoque realizado en la citada evaluación (por si pudiera sernos de alguna utilidad,, que consta de un Informe principal y 15 documentos que le dan soporte además de amplio material audiovisual fruto del trabajo a lo largo de 8 meses. De nuevo volvió a insistir en la necesidad de realizar una evaluación de la gestión de la pandemia en España algo que venimos reclamando desde hace más de un año. Propuesta que primero fue respondido con silencio, después con irritación evidente (¿Quiénes son éstos para solicitar una evaluación de nuestro trabajo?) y al final con promesas de que se constituirían grupos de trabajo, sin precisar fechas de realización. Ocho meses después de aquello se comprueba una vez más la falsedad de aquellos compromisos, y que nunca estuvo en el espíritu de los responsables del Ministerio español llevar a cabo evaluación alguna.

Por si hubiera dudas, Fernando Simón, coordinador y máximo responsable de la gestión técnica de la pandemia lo ratificó en su intervención. Sus argumentos son irrefutables: “es muy difícil evaluar, y comparar en esta epidemia es casi imposible”. Lo que hacen Helena Legido Quigley y la propia OMS debe ser ciencia-ficción por tanto. Como señala hoy El Pais en un reportaje sobre el citado congreso de dos páginas sin una mención a la Atención Primaria, están claras para Simón de por qué no se ha hecho una evaluación independiente:  “Es difícil que haya habido una revisión independiente porque todos los que conocen mejor lo que estaba pasó han estado trabajando sin parar para hacer frente a la pandemia”. Extraordinario argumento: los que están implicados son los únicos que pueden hacer la evaluación independiente. Le faltó decir a Simón: l’evaluation est moi”

lunes, 30 de agosto de 2021

La dictadura de Twitter y la condena a Gervas

  


Hace un mes, el 30 de julio, informábamos en este blog de la censura realizada por la red social Twitter sobre Juan Gervas. El delito no fue otro que publicar este tweet:

"Sospechas de ideación suicida y alucinaciones atribuibles a hidroxicloroquina en el tratamiento de la covid19 (https://www.ilaphar.org/sospechas-de-ideacion-suicida-y-alucinaciones-atribuibles-a-hidroxicloroquina-en-el-tratamiento-de-la-enfermedad-por-coronavirus-19/)".

Twitter, el gran hermano del siglo XXI, bajo el que se esconde una mano anónima que determina lo que está bien y lo que está mal, lo correcto o lo incorrecto, lo verdadero y lo falso, instó a Gervas a retractarse o ser condenado al infierno del silencio y el ostracismo. Porque como en la época de Clístenes, la comunidad que se esconde en Twitter ha decidido que este hombre ha traspasado la línea y merece ser excluido, si no asume su error y dobla la cerviz.

Y mientras tanto, como en Grecia, el resto de la comunidad otorga y calla, cómplices con su silencio de lo que ocurre, aceptando de manera miserable esa censura con la que tanto se indignan, a la que tanto critican si afecta a lejanos países o es ejercida por los sospechosos habituales.Asombra leer su ruta de escape ante las posibles prohibiciones futuras como si vivierámos en alguna dee las dictaduras de principios del siglo pasado.

Ante este panorama es probable que después vendrá su silenciamiento en Facebook, Instagram y demás redes oscuras. Mientras tanto , y dada la necesidad de seguir leyendo y escuchando voces como la suya, aunque no se esté de acuerdo ésta es la información que Juan Gervas me envía para todos aquellos que quieran seguirle:

 

1/ LA SITUACIÓN ACTUAL

-me imagino que sabes del bloqueo en Twitter, pero quiero que tengas noticias directas de cómo está la situación, y lo que planeo en el próximo futuro.

-respecto a Twitter, apelé el 13 de julio, sin respuesta.

-me despido de Twitter, pues.

-tienes una valoración de la censura de Twitter de mi caso en:

La ciencia crea monstruos al convertirse en religión. Un ejemplo: censura sin límites en Twitter

http://saludineroap.blogspot.com/2021/07/la-ciencia-crea-monstruos-al.html

-por supuesto, puedo evitar el bloqueo y me desbloquean de inmediato si elimino el tweet de la discordia, que ponía literalmente
"Sospechas de ideación suicida y alucinaciones atribuibles a hidroxicloroquina en el tratamiento de la enfermedad por Coronavirus-19
https://www.ilaphar.org/sospechas-de-ideacion-suicida-y-alucinaciones-atribuibles-a-hidroxicloroquina-en-el-tratamiento-de-la-enfermedad-por-coronavirus-19/  "   

-es el título de un trabajo científico, importantísimo para la seguridad del paciente y publicado en una revista científica.
-creo que no debo eliminarlo y que no debo admitir que una empresa comercial de la Red pueda decidir a este respecto.

-lo de Twitter carece de sentido, un comentario con el propio título del estudio sobre efectos adversos de hidroxicloroquina en España e iba como respuesta a otro a partir de los datos de la OMS con los mismos resultados internacionales, de la base de datos VigiBase https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7571787/

-la Agencia Española del Medicamento ya había avisado en abril de 2020 de este efecto adverso, gravísimo y conocido https://www.aemps.gob.es/informa/notasinformativas/medicamentosusohumano-3/seguridad-1/2020-seguridad-1/cloroquina-hidroxicloroquina-precauciones-y-vigilancia-de-posibles-reacciones-adversas-en-pacientes-con-covid-19/

2/ CAMBIOS EN LA DIFUSIÓN DE NOTICIAS Y CONOCIMIENTO

He abierto un canal en Telegram, que me parece lo más seguro y por ello te sugiero que me sigas en dicho canal Gérvas Salud/Health. https://t.me/gervassalud

Difundo en Telegram lo que difundo en las Redes en general (Facebook, Instagram y Linkedin, y varios grupos de correo electrónico, nacionales e internacionales).

En caso de que Facebook, Instagram y/o Linkedin me bloqueen la cuenta publicaría una nota en El Mirador de Acta Sanitaria para explicar qué propongo en concreto. Por si acaso, sígame sobre todo en la nota semanal de El Mirador (https://www.actasanitaria.com/category/el-mirador/) y en el Equipo CESCA (http://equipocesca.org/) y ocasionalmente en las bitácoras de Juan Simó (http://saludineroap.blogspot.com/), NoGracias (http://www.nogracias.org/) y RafaBravo https://rafabravo.blog/about-2/

También estoy participando activamente en el Grupo de Vacunas de la REAP (Red Española de Atención Primaria), coordinado por Luis Palomo. Es una alternativa imprescindible ante la parálisis (¿inocente?) del Grupo de Vacunas de SESPAS (Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria), al que también pertenezco. Por ello te recomiendo que sigas a la REAP; por ejemplo, dos textos:

La tercera dosis de vacuna covid19 (frente al SARS-CoV-2). Hechos, especulación y esperanza

http://blog-reap.blogspot.com/2021/08/la-tercera-dosis-de-vacuna-covid19.html

La inmunidad de grupo/rebaño frente al coronavirus SARS-CoV-2 no se logrará cuando el 70 % de la población esté vacunada (tampoco con el 94%)

http://blog-reap.blogspot.com/2021/08/la-inmunidad-de-gruporebano-frente-al.html?m=1

La página del Equipo CESCA recobrará vigor, con incremento del número de enlaces y comentarios.

-en fin

-vivimos tiempos convulsos en los que se cercena el debate sereno científico, ético y filosófico con narrativas violentas y simples como "conspiranoico", "negacionista" y demás lindezas

-conviene abrir canales que permitan valorar alternativas a los autoritarismos de políticos, expertos y, sobre todo, negociantes (en el fondo hay mucha codicia y más corrupción)