lunes, 27 de febrero de 2017

La propuesta del FoAAP



Hace un mes, apropiándonos de la idea de Margarte McCartney  de ejercer una justa ira ante el deterioro de los sistemas sanitarios públicos, comentamos el nacimiento del Foro Andaluz deAtención Primaria (FoAAP), hermano pequeños del FOCAP catalán que lleva luchando con una dignidad y perseverancia encomiable por la Atención Primaria en Cataluña.
Y señalábamos, en palabras de su presidente Pablo Simón, que el FoaAP hubiera preferido no haber nacido, y que si así ha sido es solo consecuencia de la pasividad, conformismo o colaboración de los organismos e instituciones que dicen defender los principios de la Atención Primaria, desde sindicatos a sociedades científicas, de colegios profesionales a academias.
Al margen de que la primera década del siglo XXI fue la de devaluación y difuminación de la Atención primaria en Andalucía de la mano de innovaciones mucho más “modernas” de efecto nunca demostrado (desde los Procesos Asistenciales Integrados a las Áreas de Gestión Sanitaria), en los últimos meses ha acabado por desaparecer del panorama, monopolizado por las fusiones y separaciones, integraciones y desagregaciones experimentadas por los hospitales de la Región tras el movimiento ciudadano en contra de la integración hospitalaria vivido en Granada.
Para este último proceso, como también ya comentamos, no hay límite presupuestario. Haya costado lo que haya costado el proceso de reordenación hospitalaria en la ciudad, no parece haber límite en materia de personal, infraestructuras y demás recursos para volver atrás una situación que sin duda alguna fue costosa.
Mientras tanto la Atención Primaria ha aumentado su transparencia hasta hacerse tan invisible como el aire. Los profesionales han continuado realizando su trabajo con esa resignación admirable que les caracteriza, y que les permite aceptar sin rechistar amortizaciones de plazas vacantes, imposibilidad de sustituir ninguna vacante, presiones asistenciales de 50 pacientes y objetivos de nulo fundamento científico o nula responsabilidad en su resultado.
Décadas lleva este país midiendo, premiando o penalizando los resultados de un indicador que no significa nada, del que no existe evidencia alguna de relación con una mejor o peor calidad de la práctica clínica: las tasas de derivación. Sin embargo sigue aplicándose y aceptándose con servil sumisión por toda la Atención Primaria de este  país.
Sabiendo que no hay objetivo, por desatinado que sea, que no será aceptado sin discusión por los profesionales de Atención Primaria y sus sociedades científicas,  se han ido añadiendo nuevos indicadores a cual más asombroso, desde evaluar como indicador de la resolución de la Atención Primaria la tasa de reingresos no programados a los 30 días de una estancia previa en el hospital, hasta el  uso de urgencias hospitalarias por motivos banales de sus pacientes adscritos. Y los profesionales de Atención Primaria, aceptan y callan.
Como primer paso para intentar poner freno a tanto desatino , desde el FoaAP se propone a los equipos de atención primaria ( Unidades de Gestión Clínica) de Andalucía condicionar la firma de los llamados Acuerdos de Gestión Clínica de 2017 a que se garantice de verdad  el cumplimiento de los propios compromisos de la Junta de Andalucía en materia de plazos, es decir que las demoras para la realización de pruebas complementarias no sean mayores de 30 días, las relativas a derivación a consultas de especialidades hospitalarias no sean  mayores de 60, y la lista de espera para intervenciones quirúrgicas no sea, de verdad, mayor de 120 días.
Algo imprescindible y esencial para los pacientes y ciudadanos y que, sin embargo, apenas merece atención en los medios de comunicación.
Son ya varios los equipos de Atención Primaria que están siguiendo la propuesta. Del grado de respuesta general podrá deducirse si aún hay alguna esperanza de futuro para la Atención Primaria.

5 comentarios:

  1. Apreciado Sergio:
    Coincidimos una vez más en que bienvenido sea cualquier colectivo dispuesto a pelear por una AP digna y no sumisa. Ojala no sea flor de un día y consiga sus objetivos.
    Sólo no me gusta que mezcles sindicatos con colegios profesionales, SSCC y academias pues desde mi punto de vista sólo tienen en común que podrían hacer más por una AP digna y no sumisa pero les separa el que no todas han peleado por ello con la misma intensidad ni durante el mismo número de décadas.
    Incluso entre las SSCC no es justo equiparar lo que han aportado unas y otras al desarrollo de la MF y la AP en nuestro país.
    Ojalá FoAAP pueda dentro de 30 años mirar atrás y ver que ha conseguido su meta. Pero si no lo ha conseguido será injusto decir que tenemos las SSCC, colegios, academias y Foros que nos merecemos porque igual las merecemos peores.
    Cuando tantos compañeros se quejan en el café pero no se agrupan en asociaciones que entre otras cosas defienden una AP digna y no sumisa quizá los responsables no sean los que se movilizan, aunque no siempre acierten.
    Un abrazo:

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias como siempre Rafa por tu atinado comentario.
    Tienes toda la razón y no quería en mi comentario valorar a ninguna agrupación en concreto, ni mucho menos considerar que todas son iguales.En ese sentido pido disculpas por no haber estado acertado en la forma de transmitir mi percepción.
    Es cierto.No todas son iguales. Los sindicatos se han preocupado casi exclusivamente de defender los intereses de sus afiliados, casi siempre buscando el mantenimiento del status quo, al igual que los colegios profesionales durante muchos años.Las sociedades cientificas han mantenido lineas y compromisos muy diferentes en función ( de nuevo) de sus propios intereses.
    Pero reconociendo esa asimetría, y a título exclusivamente personal, tengo la percepción de que mientras la Atención primaria se debilita a pasos agigantados, mientras se la ningunea desde el poder ( o los poderes) e invisibiliza en los medios, el silencio de la AP de este país es abrumador. No hay la mas minima crítica, rechazo o ( ¿por que no?) confrontación.
    A mi me gustaría que hubiera "algo" ( ¿sociedad? ¿colegio?) que hiciera un posicionamiento explicito y contundente contra las politicas reinantes en todas las comunidades autónomas, como viene haciendo el Royal Collge of General Practitioner en Inglaterra, incluso con especificación de fondos y profesionales. Pero no hay nada: unos porque solo les preocupa el más por menos ( más dinero para hacer menos trabajo), y otros porque son demasiado "puros" para meterse en cuestiones tan terrenales como que la Atención primaria se pudre.
    Por eso ha nacido el FoAAP. Las posibilidades de éxito que puede tener son muy reducidas. Esencialmente porque el nivel de resignación y pasotismo es altisimo. Muy posiblemente sea flor de un día, y dentro de una año languidezca, como iniciativas previas languidecieron.
    Pero al menos quedará el consuelo de haberlo intentado
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Estimado Sergio.
    Bienvenida sean todas las iniciativas para potenciar la Atención Primaria, porque en mi opinión, eso equivale a defender el interés y la salud del ciudadano. Estoy contigo en que debemos colaborar, asociarnos y organizarnos para hacer oír nuestra voz.
    Desde mi punto de vista la invisibilidad de la Atención Primaria deriva de nuestra falta de poder, un poder que jamás hemos tenido. Nació con muchas proyectos e ideas y pocos recursos, débil, y así se mantiene y la mantienen. No es posible hacernos cuando nuestros recursos son nuestros conocimientos, nuestra palabra, nuestras manos, el fonendo y poco más. Ni siquiera tiempo tenemos para sacarle a eso todo el partido que pudiéramos, porque otros deciden sobre nuestras agendas. Mientras, los hospitales manejan sus agendas de otra forma, sin importar muchas veces los derechos del ciudadano, y tienen recursos diagnósticos casi ilimitados que gestionan ellos, a los que nosotros no podemos ni soñar en acceder. El ciudadano lo que ve es eso, que cuando está enfermo y hace falta una prueba diagnóstica (ecografía, tránsito, endoscopia, PAAF, RMN, TAC) sólo el hospital tiene el poder de indicarla y hacerla, y eso es lo que creen que necesitan y piden que se potencie. No somos Médicos de Familia, nos han relegado a médicos de lo barato, a porteros del hospital que son los dueños y gestores de los recursos, los que manejan el dinero.
    No podemos demostrar lo que valemos y lo que puede dar de sí la Atención Primaria si no nos dan la menor oportunidad para ello. Si además trabajamos sin descanso, extenuados por la presión y la falta de tiempo, no es de extrañar que muchos se hayan resignado y sean sumisos con la situación, no hemos conocido otra y fallan las fuerzas para seguir luchando por otras causas. Los héroes no abundan.
    No quiero que esto se entienda como una crítica a los compañeros que trabajan en el hospital, ellos no son responsables de nuestra situación, y muchos hacen una labor fantástica.
    Son los que toman las decisiones los que pueden cambiar la situación, y tenemos que hacer que nos oigan. Muchas gracias por difundir esta iniciativa y por tu persistencia en poner en valor la Atención Primaria
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por tu comentario caremn
    Llevas mucha razón en lo que escribes
    Sí,quizá somos sumisos porque no hemos conocido otra situación que esa. Porque desdde el principio nuestra suerte estuvo ligado a lo que "el poder" tuvieran a bien otorgarnos
    Lo describes con claridad: "otros deciden sobre nuestras agendas". Algo dificilmente conceibible en un país en que el médico sigue siendo un profesional con autonomia y compromisos
    Algo que no tolera con la misma facilidad el colega del hospital.
    Un saludo y muchas gracias por tu comentario

    ResponderEliminar